La trastienda política detrás de la renuncia del dos de Aranguren.

Por Big Sur 14-04-2017

José Luis Sureda se corrió de su cargo de secretario de Hidrocarburos con una carta inédita para casi toda la industria petrolera, en la que acusó al ministro Juan José Aranguren de autoritarismo e incapacidad para aceptar opiniones distintas. En el sector no se asombraron porque no conocieran las maneras del ex Shell, sino por el blanqueo público de una situación de tensión que no suele salir a la luz de semejante manera. Lo cierto es que, con anterioridad al escándalo, venía ya librándose una batalla silenciosa entre Aranguren y su número dos. Una contienda que tiene como inicio la mejora en el precio del gas en la zona del Golfo San Jorge y que, curiosamente, encuentra su final en la incomprensión de Aranguren respecto a un favor que aún pretende hacerle uno de los diarios más importantes del mundo. Un artículo que se publicará en el Wall Street Journal destacando las virtudes de Argentina y la potencialidad de Vaca Muerta.

Sureda, que había sido denunciado penalmente por Elisa Carrió por un caso de irregularidades con garrafas, era según el sector una de las personas con mayor capacidad para planificar la cuestión gasífera. Que hacía tiempo venía intentando, sin éxito, colar ideas de política energética. Hubo un punto álgido en la relación profesional, que atravesaba tensiones constantes por los modos autoritarios de Aranguren. Fue la pelea de Sureda por lograr que se le reconociera a la región del Golfo San Jorge y a las empresas que allí extraen crudo y gas un precio diferencial que estimule la inversión. El saliente funcionario sugería que se copiara el precio que pagan en la Cuenca Neuquina (U$S7,5 por millón de BTU) para los pozos de producción gasífera en Vaca Muerta. Un valor que es bastante más elevado que el internacional y que tiene que ver con potenciar el recurso no convencional. Por razones que no se conocen Aranguren nunca lo implementó.

Esto tuvo una consecuencia visible: la zona Vaca Muerta empezó a declinar. Algunas compañías como Tecpetrol se retiraron; mientras que PAE e YPF cayeron en la cantidad de equipos de perforación. Naturalmente, esto generó cortocircuitos y crisis con los gremios y los gobiernos de Santa Cruz y Chubut. El empleo en esas zonas viene golpeado hace tiempo y la región es área caliente histórica. Además, los costos de producción y logística en San Jorge son bastante más elevados que en otras áreas y ya había avisado Sureda que si se lograba el precio diferencial, había compañías dispuestas a destinar inversiones.

A esto se refieren en la industria para justificar la parte de la carta de renuncia en la que Sureda alega cuestiones de política energética y hace hincapié en el tema gas. Cabe destacar que el saliente provenía del sector privado y había trabajado, entre otras firmas, en Pan American Energy.

El final de la pelea entre Aranguren y Sureda fue, solamente, la gota que rebalsó el vaso. Un detalle casi de color que lo definió a irse. El día de la renuncia, por la tarde, lo visitó a Sureda Taos Turner, un periodista amigo del funcionario que es corresponsal del Wall Street Journal en Argentina. Intentó ingresar al Ministerio de Energía y cuando llegó al acceso general le vedaron el acceso los responsables de prensa de Aranguren, por pedido del propio ministro. Turner no estaba allí por una nota convencional. El diario estadounidense planeaba dar en tapa una nota sobre Vaca Muerta, y su potencial, con el objetivo de promocionar inversiones en el lugar, hoy demoradas por varias razones. Molestó que no lo dejaran ingresar cuando, en realidad, casi llegaba para hacerle el favor al Gobierno en un escenario de precio internacional del crudo caído y necesidad urgente de apalancamiento de Vaca Muerta para lograr el autoabastecimiento. Hasta allí llegó la paciencia de Sureda.

 

QUIÉN LO REEMPLAZA. Hay muchos nombres dando vueltas que podrían suplantar a Sureda. Pero uno es el más fuerte. Es David Tezanos, actual interventor del Ente Regulador del Gas (Enargas), quien pasó por Metrogas y tiene una cuestión a favor: es amigo de Aranguren y cuenta con la capacidad de adaptarse a sus modos de gestión.

Arítculo escrito por Leandro Renou para Letra P.

Big Sur

Big Sur

Revista Digital

@BigSurPatagonia