La audiencia de detención de tres integrantes del Pu Lof dejó en claro el problema real tras la denuncia por cortar La Trochita: los intereses del grupo italiano.

Por Cynthia Francisco 04-04-2017

El miércoles 29 de marzo, cuando Comodoro Rivadavia aún no había sido azotada por el más terrible temporal de su historia, una densa bruma cubría el cielo plomizo, la tierra estaba llena de charcos de agua y un grupo de policías federales, con enormes fusiles en las manos, custodiaba las puertas de la Cámara Federal de Apelaciones de la ciudad. A ritmo pausado subían las escaleras del edificio una señora anciana muy pequeña, un hombre con pelo largo, barba y una vincha y otra mujer, más joven, con un pañuelo en la cabeza. Los policías, los hombres de traje, todos observaban la situación. La humedad en el aire hacía más claro los sonidos pero nadie hablaba. 

Ese día se trataba la detención y embargo de tres integrantes de la Comunidad Mapuche Pu Lof, denunciados por el gobierno de Chubut de interrumpir el paso del viejo expreso patagónico “La Trochita” en el noroeste provincial y a la altura de los campos del magnate italiano, Luciano Benetton. 

El presidente de dicha cámara, Javier Leal de Ibarra, dio la orden de custodiar el edificio ante posibles desmanes del público, pero a nadie se le hubiera ocurrido que la anciana, el de vincha o la de pañuelo pudieran hacer algo más que ruido. 

Una causa superficial

La abogada defensora Sonia Ivanoff se refirió a esta denuncia realizada por el gerente de La Trochita, Bruno Peláez, con quien se venía negociando desde el año pasado: "Peláez hace la denuncia por orden del presidente de CORFO, Martín Bortagaray y del gobernador de Chubut, Mario Das Neves. Por cuatro palos y un álamo que se cayó y que sólo visibiliza un conflicto mayor”, expresó la abogada, haciendo alusión al problema real: la disputa con el millonario Benetton por esas tierras ancestrales, que viene desde la década del noventa, cuando el gobierno vendió esas tierras a los hermanos Benetton.

"El paso de La Trochita estaba garantizado", señala Ivanoff. " El juez Otranto sabía muy bien  lo dialogado y acordado, pero lo que escribió con la mano, lo borró con el codo... y sabía lo que iba a pasar con un allanamiento ... pero nadie habla de las cinco tranqueras que la compañía Benetton tiene y que también se plantearon en las mesas de diálogo,  a lo que el presidente de CORFO,  Bortagaray respondió: no se preocupen, nosotros tenemos las llaves de los candados y las cadenas", prosiguió.

Sonia Ivanoff acusó al presidente de CORFO de desconocer las negociaciones y comentó: "El tren, que hace más de 15 años no se usaba,  iba a pasar el 21 de noviembre del 2016 hacia los talleres en El Maitén, pero el 17 de noviembre, Bortogaray  mandó una carta diciendo que se desistía de todos los acuerdos de la mesa de diálogo y que el juez se dedique a penalizar la denuncia presentada... y además, ponía en duda la identidad mapuche diciendo que él no iba a negociar con cualquier persona de dudoso linaje." 

La abogada también opinó sobre las excesivas medidas de seguridad: "No es extraño, estamos acostumbrados. Cada vez que se habla del Pueblo Mapuche se busca desmedidamente  custodiar los bienes, cuando en realidad, jueces y fiscales van al Lof sin custodia y se comen un guiso, y nadie los apedrea. Esto devela el grado de racismo  que hay en las fuerzas de seguridad y entre quienes imparten las órdenes... Si no se busca tratar de sentarse a dialogar, como lo viene planteando el Pueblo Mapuche hace tiempo, van a seguir este tipo de situaciones de criminalizar la protesta social, criminalizar el derecho de los pueblos indígenas".

La lucha por el territorio es la lucha por el AGUA

Nicolás Huala del Pu Lof en Resistencia del Departamento Cushamen, uno de los imputados, relató que el tema de "La Trochita" estaba en una mesa de diálogo cuando llegaron las fuerzas represivas del Estado. "Nos agarraron a nosotros porque necesitaban a alguien para imputarle esa causa", sostuvo.

"Nosotros estamos recuperando una mínima parte productiva de nuestro territorio ancestral”, contó Nicolás, y  explicó que "el problema que tenemos es que en las comunidades estamos metidos en los "quileros", ahí no se puede tener más que chivas y no se puede superar el número porque no queda pastura para los animales. El lugar no es apto para producir alimento por la escasez de agua. Nosotros estamos luchando por la parte donde está el río”, y rememora parte de la historia de entrega y expropiación de las tierras de la comunidad: "Cuando llegaron los ingleses, a los que les pagaron con tierras, empezaron a correr el alambre y a desplazarnos, dejándonos arriba en los piedreros... ellos tienen todo el borde del río en Chubut, tienen rodeado Pilcaniyeo, Buenos Aires Chico, Maitén, Gualjaina, la comisaría de Leleque, la escuela de Leleque está dentro del predio de Benetton, al igual que las vías del tren".

"Planteamos la reconstrucción del mundo mapuche íntegramente, como pueblo. Nosotros no queremos vivir en las ciudades, nosotros queremos vivir en el territorio, donde uno puede comunicarse con los "ngen mapu", con los espíritus de la naturaleza, y ser realmente mapuche... no en estas ciudades, donde nos contaminan el pensamiento, el espíritu y el cuerpo."

El mapuche sin tierra no es Mapuche. 

Isabel Huala, mamá de Nicolás, con simpleza, cuenta el origen del trasfondo de la lucha por la recuperación del territorio:

"Esta es una lucha que viene desde la época de la "Conquista del Desierto" y de la "Pacificación de la Araucanía" y que no ha terminado, porque nuestro pueblo comparte dos repúblicas (Chile y Argentina) que están asentadas sobre la Nación Mapuche... Las corridas de esas conquistas nos desparramaron de un lado y del otro de la cordillera, quitándonos la tierra... nos desarraigaron... Hoy estamos peleando por el derecho a volver a ser Mapuches, que nos dejen ser con nuestra cultura y nuestra espiritualidad."

Con la angustia propia de una madre, Isabel hace referencia a la situación judicial de Nicolás: "Las leyes no fueron hechas para nosotros, sino para las dos repúblicas que están sobre nuestros terrirorios. Tenemos que pelearla, por eso estamos acá. El mapuche sin tierra no es Mapuche."

-¿Tienen el apoyo de la sociedad?, preguntó Big Sur.

-Hay muy poca gente que apoya, porque los "medios oficiales" se dedican a dar información errónea, lo que les conviene a sus bolsillos... La gente que apoya es la gente que está consciente, que sabe lo que es el desarraigo y la muerte de su pueblo, que es consciente de la lucha. Nosotros estamos viviendo lo que vivieron hace 140 años atrás nuestro abuelos... el sufrimiento es el mismo”, respondió.

Pedimos Igualdad

Ivana Huenelaf, llegó con su mochila desde El Bolsón para presenciar la audiencia que comenzó a las 10.20 de la mañana, ella llegó a las 9 pero la retuvieron en una oficina del Juzgado Federal, mientras la identificaban y le daban indicaciones falaces para llegar al lugar donde se desarrollaba la audiencia de sus hermanos mapuches. 

Cuando logró encontrar la oficina de la Cámara de Apelaciónes, no se le permitió el ingreso a la audiencia, se la volvió a identificar y  pretendían que ella se quede sola esperando a que termine la audiencia, por lo que retiraron a dos periodistas que querían dialogar con ella. Ivana, integrante del pueblo Mapuche, quien también fue reprimida y detenida por las fuerzas de seguridad del Estado y de Benetton, acompañó a la prensa a otra sala y allí pudimos dialogar:  

-Viste cómo estamos! no?!... -Expresa con respecto de ese "contratiempo", y nos dice: 

"Las fuerzas de seguridad estatal, esta gente, está pagada para vigilarnos a nosotros! Es el Estado que no quiere reconocer  nuestro lugar territorial... Vos nos ves... somos gente de campo, gente común...  para ellos está naturalizado el maltrato hacia nosotros... pero la verdad que siempre estamos fortalecidos!! Yo fui tiroteada por la policía y por gendarmería... y acá estamos! Nuestros acentros nos siguen protegiendo para levantar la voz! Para pedir Igualdad! Porque tenemos mucho Newen!  Somos un pueblo donde tenemos idioma, tenemos cultura... mucho antes de que ellos se imaginen que sean "gobernador"...

También hablamos sobre la división que genera "el conflicto mapuche" en la sociedad, entre los que apoyan y los que no este reclamo:

"La  gente de bien común puede entender nuestra defensa del territorio, que no es sólo  la tierra sino también el AGUA ; y todo lo que conlleva a desarrollarse como seres; y que todos necesitamos... seas mapuche o no seas mapuche." -concluyó.

El Tribunal, compuesto por los jueces Leal de Ibarra, Hebe Corchuelo de Huberman y Hugo Suárez, se tomará los tiempos reglamentarios para definir  sobre la detención y embargo que pesa sobre los acusados del delito de "Entorpecimiento de servicio público en concurso de daños y lesiones".

 

Cynthia Francisco

Cynthia Francisco

Periodista AutogestivA- ColumnistA en Radio Kalewche-Esquel - BloguerA y feisbuquianA

@PrensaMalaFama